Las Rosas: Gülsuyu-Gúlensu.

Barrio establecido de manera informal, cuando grupos de inmigrantes procedentes del este de Anatolia (Erzincan, Sivas, Tunceli) llegó a principios de 1960. Pronto gecekondus (Construido a la Noche,  http://en.wikipedia.org/wiki/Gecekondu) proliferaron en la zona, formando un tapiz denso, que cubre toda la ladera y adquirió gradualmente la complejidad urbana y la identidad local distinto. Desde la década de 1970, el activismo local y redes de solidaridad formó un tejido social único, que todavía perdura…Las actuales intenciones de planificación del municipio buscan explotar el valor primordial de bienes raíces del barrio, situado en una zona sísmica seguro y que ofrece unas vistas panorámicas al mar de Mármara y las Islas Príncipe. Si los planes de los intereses inmobiliarios se hacen realidad, ambos barrios se sustituirán por nuevas viviendas de lujo y la mayoría de sus habitantes se verán desplazados.

Cultural Agencies

Durante los meses de Junio-Julio de 2010, fuimos invitados a participar de una residencia dentro del proyecto Agencias Culturales, Curado por: Nikolaus Hirsch, Philipp Misselwitz y el colectivo  Oda Projesi; con la coordinación de Ece Sarıyüz.

http://cultural-agencies-office.blogspot.com/

Nuestra relación con este proyecto comienza el año 2009, cuando hicimos una residencia en la parte Europea de Estambul como parte de la 11 bienal del Estambul, curada por el colectivo WHW (Que, Como y para Quien). Durante esos dos meses en el taller de Platform  creamos  la obra ” kabaret Errorista”.

En medio de esa estadía pudimos reencontrar a Oda projesi, colectivo de tres artistas de Turquía a quienes  habíamos conocido el 2005 en la experiencia de “Creatividad colectiva” también curada por WHW y exhibida en el Museo Fridericianum en Kassel, Alemania; desde entonces seguimos en contacto con Oda Projesi vía e-mail.  En este reencuentro, tuvimos la posibilidad de conversar acerca del cambio en las organicas grupales y de las diversas estrategias que deben pasar los colectivos para sobrellevar el paso del tiempo y las transformaciones individuales, y del nuevo proyecto que estaban encarando como curadoras en Cultural Agencies.

En Julio de 2009, fuimos invitados junto a WHW a participar de la inauguración del Dükkani (Kiosko), local ubicado en Gülsuyu-Gülensu por el proyecto Cultural Agencies.

En ese espacio-tiempo conocimos a Giorgio Giusti,  estudiante  y artista,  que participo de todo el primer periodo del proyecto en el barrio.

En Noviembre de 2009,  ofrecimos  donar algunas de los objetos del kabaret a algún centro cultural del barrio. Ellos aceptaron.

En Febrero de 2010 nos llego una invitación para hacer parte del proyecto.

El 12 de Junio de 2010 llegamos a Estambul.

Durante el comienzo de esta invitación expusimos las dudas que para nosotros presentan este tipo de proyectos.

Etcétera…, nosotros y el proyecto.

Luego de la crisis económica del 2001 en Argentina el acercamiento de los actores de la cultura a movimientos sociales y políticos, trajo consigo enormes discusiones acerca de la supuesta función del arte y los artistas. Así mismo apareció un auge de individuos e instituciones interesados por los procesos y proyectos que habían surgido en el seno de la organización social y el trabajo colectivo entre artistas y movimientos.

Desde 2003 han surgido un sinfín de proyectos de agencias o creación de escuelas e instituciones en barrios marginados, archivos de barrio, proyectos en cárceles y de ecología y reciclaje, muchos de estos proyectos son auténticos espacios de construcción y resistencia social, otros solo habitan el marco de la tendencia o moda del arte social, que post 2001 goza de  de soporte económico de fundaciones culturales extranjeras y ha dejado de ser una mancha negra en el currículo vitae.

La  documentación de la pobreza  y el trabajo social, antes visto como una desgracia comunista, agarro un magnetismo Chick de asistencial  anti-ideología y construcciones de nuevas élites o marcas; por el cual muchos artistas que actuaban sin interés por las problemáticas sociales, ahora articulan actividades en espacios de conflicto o son gestores de agencias culturales en barrios marginados.

Sin querer ser críticos a esa positiva transformación de quienes han emprendido el camino de la asistencia social, más bien lo presentamos como dudas entorno a ello y vemos la necesaria toma de distancia en el momento que aparece una especie de fiebre caritativa por “Reparar los daños del mundo”.

Participar en Cultural Agencies trajo para nosotros una situación dialéctica, pues aquí no se trataba tampoco de adoptar al barrio de manera asistencial, sino de poner en evidencia determinadas problemáticas. Otra de las tensiones que nos parecieron interesantes, es la dificultad inherente  de este tipo de proyectos al estar ubicado en un barrio con convicciones  e identidad política muy clara, en donde  al parecer la solidaridad pocas veces se confunde con asistencialismo o caridad.

Características del proyecto que trajeron consigo preguntas relevantes, por parte de los vecinos y al interno nuestro: ¿Quien financia esto?, ¿por que les interesa estar acá?, ¿Qué van a producir en el barrio y para quien es lo que producen?, ¿ A donde va a parar la información?, Etcétera.

La discusión política e ideológica en Gülsuyu es un acto cotidiano, no hay circulación de espectros rojos, sino verdaderas siluetas señalando que hay un conflicto que aun no ha terminado.  Ahí al parecer no existe el lujo de “arreglar al mundo” o maquillarlo de buenas intensiones,  sino la convicción de “cambiar definitivamente la realidad del mundo” y sus relaciones de poder.

Frente a toda esta realidad superadora, nos propusimos relaciones humanas, obras, imágenes, textos y experiencias a modo de comunicación sin traductor o interprete. Potenciar la discusión sobre  arte y política a lo interno de las relaciones subjetivas en la comunidad,  dentro nuestro como individuos envueltos en esta experiencia y adentro de la propia dialéctica del proyecto Cultural Agencies y sus involucrados.

Por otro lado sabíamos que la problemática de la traducción siempre es un generador de fronteras y representaciones. Sobre todo al estar en un país distante,  lo efímero al ser una experiencia acotada en el barrio, la coyuntura social y política.

Debido a todas estas características del contexto y a las propias pensamos en diversas maneras de manifestarnos frente al proyecto:

1. Ser erroristas:

  • Partir del error
  • Aplicar el método de teatro errorista: Generar vínculos a través del cuerpo y experiencia en el barrio, partir del juego y  elementos teatrales, performáticos y surrealistas, para romper la compleja frontera de la Traducción.

2. Permitirnos ser improductivos:

  • Experimentar un proceso reciproco de des-educación, a partir de una experiencia de arte efímera y performática, que nos involucre a todos los participantes y nos trascienda. Buscar problemáticas en común, para no caer en la representación y la demagogia. Compartiendo experiencias en común, errores, frustraciones, estrategias y anécdotas que nos ayuden al camino de des-educación colectiva. Compartir el ocio, lo cotidiano, tomar té, comer, etc..

  • Intentar crear alguna obra de arte o dispositivo cultural  que sea apropiado por la comunidad o que tenga carácter efímero y transitable en la experiencia. De lo contrario no producir nada.

3. Permitirnos ser Ineficaces:

  • No tener  grandes ambiciones de la eficacia en los resultados,  ni frustraciones anticipadas.

El çay  (Té)

El  çay fue nuestra bienvenida y despedida de Gülsuyu, un elemento de comunicación cotidiano y permanente en niños, adolescentes y adultos. Un calmante y estimulante, espacio de resistencia e identidad.

Si bien es una obviedad, vale la pena resaltar que el çay es una de las piezas fundamentales de la vida cotidiana en el barrio, una materia que genera espacio y tiempo, es siempre un compartir, una bienvenida al dialogo e inclusive a los desacuerdos,  espacio tiempo donde los vínculos sociales se refuerzan. El çay genera puntos de encuentro en sus habitantes, la plaza de juegos, la casa de te, el mercado de los miércoles, las reuniones políticas, las manifestaciones, etc…

Luego de una tarde de silencio en la casa de te de una de las asociaciones del barrio que comparte el espacio publico al costado de la plaza, y que es a su vez uno de los puntos en donde se ubica uno de los enormes postes con cámaras de seguridad impuestos por la municipalidad y la policía. Ahí mientras las tazas de te circulaban y las discusiones políticas inspiraban, se nos ocurrió utilizar este elemento como una de las escenografías de la performance que realizaríamos.

La performance gira de una manera muy surrealista, en torno al barrio y a sus problemáticas cotidianas, el crecimiento de inversión inmobiliaria en las zonas verdes de la comunidad, y con ello la aparición de grandes edificios y condominios cerrados. El control social a través de cámaras de seguridad y policía, en las zonas de reunión como plazas o zonas céntricas del barrio. La historia de resistencia política del barrio como elemento de identidad y los propios esteriotipo, los conflictos de poder, etc…

La taza de çay  la escogimos como un elemento fundamental, una imagen cotidiana, la agrandamos a escala humana, la pintamos  y la dotamos de un gesto político al usar su imagen como “pancarta objeto”. Esta traslación de un elemento de uso domestico y cotidiano a un gesto político, trajo en el barrio curiosidad y produjo un dialogo constante con la gente que se acercaba con mucho humor.

Así el simple gesto de colocar una pancarta en el local donde nos ubicamos, produjo el primer juego y lazo de comunicación para participación y la organización de esta acción.

El anfiteatro:

Durante los primero días en Gulsuyu, uno de los vecinos del barrio, nos guío por los diversos puntos de la población, en esas guías nos introdujo a los bordes o fronteras del barrio, donde están los bosques en la cima de la colina, y ahí pudimos ver los enormes edificios que se están construyendo a la parte trasera del bosque  antiguo espacio de resguardo y punto de encuentro en caso de terremotos. Por otro lado en la colina con vista al mar Marmara, nos mostraron un enorme terreno vacío, en donde maquinas topadoras trabajan a diario para la construcción de otros condominios. Lo que divide a este terreno del barrio es una avenida muy pequeña e incluso aun frente a las topadoras que trabajan a diario, las cabras y animales de la vecindad están pastando el lo poco verde que queda sobre la loma.

La Imagen de este terreno luce como un anfiteatro griego, en el cual el escenario es la hermosa y privilegiada vista al Marmara, y la audiencia son los vecinos del barrio. Pensamos por que no convertirla en un escenario de teatro errorista.

El visitar esas zonas fronterizas del barrio nos acordó a procesos similares en Argentina, donde los antiguos residentes de las zonas aledañas a los condominios de lujo terminan por ser echados muchas veces a partir de la violencia y la represión.

La acción que consistió en una performance, culminaba este espacio, utilizándolo como anfiteatro como una toma simbólica del territorio ya expropiado por las poderosas compañías inmobiliarias.

La performance fue basada en un poema escrito y cantado por el joven Ali Aidar Caltepe.

Otra taza de té …

Caminando por las calles de Gülsuyu,
los niños corren y juegan en las veredas de la vida.
Y nos ha hecho recordar algunos sueños olvidados.

Sentados a la sombra de los árboles, nos tomamos un té.
Como pasaban los minutos, otro y otro té llegó a la mesa.

Otro amigo con quien hablar, otra taza de té
y otra pregunta para iniciar un diálogo.

El movimiento del barrio en una calurosa tarde del miércoles nos dio la bienvenida.
Un paseo por el mercado. Otro té y otra conversación espontánea.

Entonces apareció ante nuestros ojos un gran signo de interrogación.

De vuelta en el jardín de la vecindad, nos sentimos en una especie de una inseguridad segura :
tan tranquilo, tan seguros y tanta solidaridad …
Entonces, ¿quién necesita cámaras de seguridad en los lugares donde se habla y socializa?

Trazamos una línea de tiempo en cada diálogo irregular:
pasado-presente-futuro caóticamente mezclados en cada relato que oímos.

Té servido continuamente, como si nunca terminará.
Y ese gesto de la comunicación cotidiana
este objeto es una fuerza poética y política.

Aparecerá como una huella digital, un antídoto
símbolo de la comunicación cotidiana.
Nos quedamos quietos y rondas de té vienen y van.

Entonces nos preguntamos, ¿ no es el té que nos bebe a nosotros?

Nos servimos otra dosis de té,
una invitación a compartir, para romper el individualismo.

¿Qué pasa entonces cuando un objeto cotidiano se mueve a otro espacio y otra función?
Podríamos hacer monumentos, canciones e incluso casas en forma de taza de té.
Sería más parecido a nuestra vida cotidiana que las imagenes reflejadas desde los rascacielos con cámaras de seguridad.

Mientras que los ladrillos de azúcar crecen apilados construye condominios de lujo en las periferias del mundo.
Rascacielos ocultar la hermosa vista panorámica de la gececondu.

Sin embargo, el té sigue girando alrededor de nosotros, y vemos que hay muchos horizontes posibles.
Imagine una gran cuchara revolviendo la conciencia, se endulza nuestros ideales.

Por la tarde cae sobre los tejados de la vecindad, y los niños vuelven a casa
En las tierras donde todavía es posible expandir nuevas formas del mundo.

Pero todavía tenemos tiempo para compartir otra taza de té,
allí donde otro tipo de comunicación, y otra vida es posible.

Etcétera …

Another cup of tea…

Walking through the streets of Gulsuyu,

the children run and play on the sidewalks of life.

And we have remembered some forgotten dreams.

Sitting under the shade of the trees, we drank a tea.

As the minutes passed, other, and another tea came to the table.

Another friend to talk, another cup of tea

and another question to start a dialog.

The movement of the neighborhood on a warm Wednesday afternoon welcomed us.

A stroll through the bazaar. Another tea, and another spontaneously conversation.

Then before our eyes appeared a big question mark.

Back in the garden of the neighborhood we are in a kind of insecure-security:

so calm, so confident and solidarity…

So, who needs security cameras in the places where they talk and socialize?

We drew a time-line in each irregular dialog time:

past-present-future chaotically mixed in each story we hear.
Tea served continuously as if never will finish.

And that gesture of everyday communication

this object is a poetic and political power.

It will appear as a fingerprint, an antidote

symbol of everyday communication.

We stayed still and tea rounds come and go.

Then we ask, is not the tea that drinks us?

We serve up another dose of tea,

an invitation to share, to break individualism.

What happens then when an everyday object is moved to another space and another function?

We could make monuments, songs and even homes in the form of cup of tea.

It would be more like our everyday life than shapes mirrored from skyscrapers with security cameras.

While sugar bricks piled grow constructs luxury condominiums on the peripheries of the world.

Skyscrapers blur  out the beautiful panoramic view of the gececondu.

But the tea still spinning around us, and we see that there are many possible horizons.

Imagine a huge spoon stirring the conscience, sweeten our ideals.

Late afternoon falls on the roofs of the neighborhood, and the children’s go back home

In the lands where still is possible to expand new ways of the world.

But we still have time to share another cup of tea,

there where another type of communication, and another life is possible.

Etcetera…

Bir bardak çay daha…

Gülsuyu sokaklarında dolaşırken

Çocuklar hayatın kaldırımlarında koşar ve oynar

Ve biz hatırlamıştık bazı unutulmuş rüyalarımızı

Ağaçların gölgesinde otururken, bir çay içtik

Dakikalar ilerledikçe, bir tane ve bir tane daha çay geldi masaya.

Sohbet etmek için bir arkadaş, bir bardak çay daha

Ve bir soru daha, konuşmayı başlatmak için

Mahallenin hareketliliği, ılık bir Çarşamba akşamüstünde, bizi karşıladı

Çarşıda bir gezinti. Bir çay ve yeniden kendiliğinden bir sohbet daha.

Ardından gözlerimizin önünde büyük bir soru işareti belirdi

Mahallenin bahçesinde bir tür güvensiz-güvenlikteyiz:

O kadar sakin, kendinden emin ve dayanışma…

Peki o zaman sohbet edilen ve sosyalleşilen yerlerde kimin güvenlik kameralarına ihtiyacı var?

Her düzensiz konuşma anına bir zaman çizelgesi yaptık:

Geçmiş-şimdi-gelecek dinlediğimiz her hikayede düzensizce karışık

Çay hiç bitmeyecekmiş gibi peşpeşe sunuluyor

Ve bu gündelik iletişimin jesti

Bu nesne şiirsel ve politik olarak güçlü
O bir parmakizi, bir panzehir olarak belirecek

gündelik iletişimin semboli

biz kıpırtısız durduk ve çaylar geldi ve gitti

ve biz sorduk, bizi içen çay değil mi?

bir tur daha çay servisi yaptık

paylaşıma davetiye, bireyselliği kırmak için.

Ne olur gündelik bir nesne başka bir yere ve başka bir kullanıma kaydırıldığı zaman?

Anıtlar yapabiliriz, şarkılar ve hatta çay bardağı şeklinde evler.

Bu daha çok bizim gündelik hayatımız gibi olur, güvenlik kameralı aynalı gökdelenlerle şekillenenden çok.

Şekerden tuğla yığınları birikirken, dünyanın periferilerinde lüx kat mülkiyetleri inşa edilir

Gökdelenler gecekonduların güzel panoramik görüntüsünü bulandırırlar

Fakat hala çaylar etrafımızda döner ve biz başka birçok mümkün ufukların olduğunu görürüz

Devasal bir çay kaşığının bilincimizi karıştırdığını, amaçlarımızı tatlandırdığını hayal edin

Geç akşamüstü mahallenin çatılarına düşer ve çocuklar eve döner

Dünyanın yeni biçimlerini yaymanın hala mümkün olduğu topraklarda

Ama hala bir bardak çay daha paylaşmaya vaktimiz var,

Başka tür bir iletişimin ve başka bir yaşamın mümkün olduğu o yerde.

Etcetera…

Anuncios

0 Responses to “Text-o”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: